El Butano Popular

Librepensamiento y explicaciones

Cartas al director Los libros del Butano

Merceditas quiere ser misionera

Cartas Crueles

¿Y a mí qué me importa?

— 17-11-2014

Los polvos del doctor Ledesma

Cartas Crueles

Se trata, básicamente, de saber vivir, sin esperar demasiado del mundo pero sin descuidar ninguna oportunidad que nos ofrezca.

— 22-10-2014

El patatús del señor Carcagente

Cartas Crueles

¡Qué desgracia, Mercedes! ¡Y qué lío!

— 10-10-2014

Para doña Mercedes, de un admirador

Cartas Crueles

Usted no sabe quién soy, a pesar de que con frecuencia nos cruzamos en la calle, pero yo a usted sí la conozco y la conozco bien.

— 02-10-2014

Elogio de la vagancia

Cartas Crueles

¡En sus cartas no hay vagos!

— 11-06-2014

Irizábal viaja al Vaticano

Cartas Crueles

¡El Gran Secreto de la Iglesia es un secreto, hostias! ¡Que ya estoy hasta el bonete de tanta democracia!

— 29-05-2014

Arriaga reflexiona por escrito

Cartas Crueles

Te casaste: la cagaste.

— 20-05-2014

Merceditas se divierte

Cartas Crueles

¡Viva Jesús achicharrado!

— 30-04-2014

Pepi intima con Arriaga

Cartas Crueles

Emoción, erección y frustración.

— 04-04-2014

Manolín a Pedrito

Cartas Crueles

¡El mundo está necesitado de gente decidida, combativa y nerviosilla como yo!

— 27-03-2014

À la recherche du temps perdu

Cartas Crueles

¿Qué hago yo con una suegra amputada en casa?

— 13-03-2014

A la atención del señor Baranda (y del Ministro del Interior)

Cartas Crueles

La gloriosa muerte de Evelino, y las circunstancias en que ésta se produjo, me han hecho reconocer la sutileza con que Dios Nuestro Señor se manifiesta.

— 03-03-2014

Pepi, la pupas

Cartas Crueles

¡Por supuesto que sé lo que es tener un marido idiota!

— 20-02-2014

Los consejos del detective Palomares

Cartas Crueles

Luciana, como el resto de camareras de la whiskería Atlántico, vive del tocamiento y el roce y usted debería saberlo.

— 10-02-2014

Evelino se bebió toda el agua

Cartas Crueles

¡Es sorprendente la devoción que despierta en Pamplona esta tríada de mariquitas!

— 29-01-2014

Irizábal no sabe guardar un secreto (de confesión)

Cartas Crueles

Ahora mismo el infierno me importa un pito.

— 20-01-2014

Por fin un lector afín

Cartas Crueles

¡No hay nada que envidiar! ¡Aquí también supimos hacerlo y quizá incluso nos anticipamos en el tiempo!

— 19-12-2013

Una carta de Luciana Vulva

Cartas Crueles

Zacarías, a pesar de su ceguera, era un hombre con una amplia visión de futuro.

— 11-12-2013

Evelino mueve ficha

Cartas Crueles

¡Que el Señor me perdone, pero es algo que me pide la conciencia y usted merece saberlo!

— 22-11-2013

Pedrito juega a ser Poe

Cartas Crueles

En nuestra casa hay cientos de lugares donde esconder el dinero, pero yo quise ocultarlo bien a la vista, para que no levantara sospechas.

— 14-11-2013

El sueño del inspector Arriaga

Cartas Crueles

Fue hace mucho, pero recuerdo perfectamente la tarde calurosa del mes de julio en que mi prima me llevó a la cama y me acarició con maestría.

— 05-11-2013

Isabel quiere su parte

Cartas Crueles

Dice Marta Cadenas que no se nos ocurra ni enseñar la patita por debajo de la puerta, que tenemos el aliento de la policía en la espalda.

— 25-10-2013

Los interrogatorios de Arriaga

Cartas Crueles

¿De dónde salió la vieja? ¿Cómo consiguió la escopeta? ¿Actuó sola o tenía cómplices?

— 17-10-2013

El lector impaciente

Cartas Crueles

Tenga usted en cuenta que han sido dos largos meses sin el Butano y que, ahora, los pocos seguidores que le quedamos nos sentimos estafados con sus escritos.

— 10-10-2013

Diario de zozobras del inspector Arriaga (III)

Cartas Crueles

En mi opinión, doña Mercedes jamás usaría chándal, ni zapatillas de deporte, como mi mujer, a quien le gustan ese tipo de cosas.

— 02-10-2013

Diario de zozobras del inspector Arriaga (II)

Cartas Crueles

Un breve apunte sobre lo del ojo y la bala: suelo tener por costumbre poner la bala en su sitio, con premura y sin apenas mirar.

— 27-09-2013

Diario de zozobras del inspector Arriaga (I)

Cartas Crueles

Sé que hay cosas que no deben decirse en voz alta, ni escribirlas, porque en un descuido alguien puede acabar leyéndolas.

— 19-09-2013

Perico Baranda se despide (de momento)

Cartas Crueles

¡No hay nada como un servidor de la ley reflexivo y derrotado que acude a la literatura de cajón como terapia!

— 25-06-2013

La conexión nazarena

Cartas Crueles

No quiero remontarme más atrás, pero es evidente que usted no salió de Linares y llegó a Pamplona por pura casualidad.

— 17-06-2013

El inspector Arriaga se justifica

Cartas Crueles

¿Qué se puede esperar de un colectivo de ociosos como ustedes, a quienes les encanta contemplar el espectáculo de la vida desde la barrera?

— 11-06-2013

Desde el convento, a tomar viento

Cartas Crueles

Merceditas lleva unos días más calmada, gracias a la medicación que le disolvemos en el desayuno, con lo que conseguimos adormecerla en el Señor.

— 03-06-2013

Marta Cadenas ultima el plan

Cartas Crueles

Hay que hablarles clarito y que se lo apunten en la libreta, y aun así, conviene repasarles la lección para que no metan la pata.

— 28-05-2013

Pedrito a su tía Mercedes

Cartas Crueles

Me preguntó si estoy ágil para subirme a una escalera de mano, si tengo conocimientos de electricidad y si soy valiente y decidido.

— 22-05-2013

A Mercedes, de su cuñada

Cartas Crueles

¿Me puedes explicar para qué nos sirven ahora todos esos decorados fotográficos que acumuló Pablo a lo largo de su vida?

— 13-05-2013

Los lectores afilan la pluma

Cartas Crueles

Somos muchos los que aplaudimos los descensos de Baranda a las simas más putrefactas de nuestra sociedad, como si de un Lovecraft valenciano se tratara”.

— 08-05-2013

Merceditas renueva sus amistades

Cartas Crueles

Algunas monjas, que son unas desagradecidas, le llaman el sapo, en lugar de llamarle por su nombre, que sería lo correcto.

— 02-05-2013

La opinión del inspector Arriaga

Cartas Crueles

Y esos paseos nocturnos, el coñac y la conversación, ¿a qué responden? ¿Le intereso como amigo o sólo quiere usted curiosear en mi vida?

— 22-04-2013

Hablan los Nazarenos

Cartas Crueles

Hoy, la actividad de nuestra banda es reconocida en toda la comunidad autónoma y se nos solicita desde La Rioja, Zaragoza y Huesca.

— 16-04-2013

Para Rafa, de Asunción

Cartas Crueles

Cuando le digo que sí, que qué pasa, va y me dice que si quiero llegar a Navidad lo que he de hacer es callarme y no abrir la boca ni para respirar.

— 10-04-2013

Carta a Remedios

Cartas Crueles

Convivir con un padre putero y hacerse cargo de él, por más ciego que esté, justifica coger el petate y largarse de casa a la menor ocasión.

— 04-04-2013

Pilar a Asunción

Cartas Crueles

Entonces, ahora viene lo bueno, mientras cuelgo los abrigos me encuentro con un sobre en el suelo. Un sobre marrón, sin sello, abultado.

— 26-03-2013

Perico Baranda desde Valencia

Cartas Crueles

Sólo una parte de mí vive el presente, la otra recuerda el pasado y una tercera se dedica a anticipar el futuro.

— 18-03-2013

Asunción a Pilar

Cartas Crueles

Le daba igual que se enterara el barrio, su marido y el obispo, que estaba hasta el coño de ocultarlo. ¡Valiente fulana!

— 11-03-2013

El detective Ramón regurgita información

Cartas Crueles

Evelino es un tipo peligroso: permanecerá sumiso mientras crea que puede medrar en el trabajo (o en la parroquia).

— 04-03-2013

Desde Melilla

Cartas Crueles

Insisto: yo soy una persona de orden, o querría serlo, o al menos lo era hasta hace poco, antes de tu nefasta influencia.

— 26-02-2013

Todo el mundo felicita a la zorra

Cartas Crueles

He revisado el contenido de algunas cartas y transcribo fragmentos significativos, esperando que sirvan para poner orden.

— 18-02-2013

Irizábal imparte doctrina

Cartas Crueles

¡Me siento tan solo en esta cama tan grande, en un seminario enorme, lleno de gente que no calla y a la que no escucho!

— 12-02-2013

Marta Cadenas estuvo en la playa

Cartas Crueles

Dominamos el abecé de la racionalidad práctica; tenemos claros los fines, conocemos los medios y nos importa un rábano el bienestar ajeno.

— 04-02-2013

Los lectores a Perico Baranda

Cartas Crueles

Es la viva representación de nuestras congregaciones religiosas, que tanto bien hicieron a tanta descarriada.

— 28-01-2013

De nuevo la madre

Cartas Crueles

Su Merceditas es diferente: ni le interesa la moral ni los rezos, ni quiere ser reeducada, ni entiende de principios.

— 22-01-2013

Quien todo lo ve y todo lo juzga

Cartas Crueles

Soy ese sujeto imponente, de casi dos metros de altura, de pelo gris y bigote cortado a cepillo, de voz grave y pañuelito al cuello.

— 15-01-2013

Manolín desde Alicante

Cartas Crueles

Resulta que la pobre mujer está en el hospital y él tiene que escarbarle los cajones antes de que vuelva.

— 08-01-2013

Evelino a Carcagente

Cartas Crueles

Doña Mercedes tiene capacidad suficiente para conseguir lo que se propone, aunque no siempre sus iniciativas sean del todo legítimas.

— 17-12-2012

Blas a Marimerche

Cartas Crueles

Porque una cosa es pasarse una semana en el desierto con una agencia de viajes y otra muy distinta vivir allí por cojones.

— 10-12-2012

Merceditas se destapa

Cartas Crueles

Nos pasamos la vida comiendo bocadillos de calamares, fumando ducados, vendiendo melones y haciendo planes con el dinero.

— 06-12-2012

Perico Baranda a sus lectores

Cartas Crueles

Me relacioné con funcionarios de correos de otras poblaciones, con asistentes sociales, periodistas, psicólogos, enfermeras y confesores.

— 28-11-2012

Fascinante Victoria

Cartas Crueles

Entretanto, yo actuaba por omisión, espiando tus movimientos, acariciando tus ropas, olisqueando tu rastro. ¡Aún te huelo, Victoria! ¡Aún te huelo!

— 20-11-2012

Marta Cadenas a doña Mercedes

Cartas Crueles

Si usted quiere, llámeme temporalmente “esa joven empleada que dirige la sucursal”, pero sólo como estrategia política, que usted sabe mucho de esto.

— 12-11-2012

Despreciable Carcagente

Cartas Crueles

Deseo transmitirle nuestra alegría al saberle finalmente jubilado, motivo por el cual esperamos no tener que verle nunca más.

— 07-11-2012

Habla Irizábal

Cartas Crueles

Querida Mercedes, ignoro qué te propones con este traslado, pero mentiría si te dijera que estoy en condiciones de discutir contigo.

— 29-10-2012

Merceditas a su mamá

Cartas Crueles

Ahora mi amigo más amigo es el perro vigilante del convento, que ladra mucho y vigila muy bien. Cuando me ve se pone muy contento y mueve la cola.

— 16-10-2012

Desde el convento

Cartas Crueles

A pesar de todo, Dios proveerá, como también lo harán otras familias como la suya, deseosas de poner fin al laberinto en que se hallan perdidas sus hijas, víctimas de hombres sin escrúpulos.

— 01-10-2012